Adrift in the Sea (aka: Summer Vacation)

School’s out, school’s out, teacher let the monkeys out!

schools out

No, not my kids’ schools – they are still eagerly counting down the days. However, my college classes have ended until fall semester. It should be a relief, I know. College students everywhere are probably cheering in celebration, making plans to spend the summer relaxing with friends. I, on the other hand, am counting the days until classes begin again.

waiting for school to begin

Maybe I am a naturally restless, goal-oriented person. Or maybe, after years of being adrift, it just felt good to be on the boat, motor cranked up high, aiming toward something. Toward good grades. Toward IT certifications. Toward a rewarding career, where people will pay me to use my brain.

adrift paddlingAnd then – freeze. The motor cuts off in the middle of the ocean. I am adrift again until summer vacation ends. Great. Well, luckily, there are oars in this boat. It’s kind of a pain, because time moves slowly when you’re paddling a boat all by yourself, never quite knowing if it will get you where you want to go. But paddle you must. Because somewhere out there, land awaits. And sitting still is simply not an option.

Summer Goals (aka “Oars”):

  • Self-study for IT certification exams (N+ and MCSA)
  • Continue career-hunting
  • Learn at least one scripting language well (Perl, JavaScript, PHP, or Ruby)
  • Play around with virtual machines
  • Get to know Linux better
  • Read a fiction novel or two
  • Continue writing novel
  • Learn some new recipes with the kids
  • Grow a second garden just for winter squash and pumpkins
  • Organize the house
  • Build a computer with Teen #1 (if the budget permits)
  • Encourage my kids to practice coding
  • Swim a lot with the family
  • Improve soccer foot skills

Simpsons family summer vacation

La Cosa más influyente (aka: La Pregunta del dia)

(He decidido escribir esta entrada en castellano, porque es un idioma que me ha encantado desde niñez, y porque es solo por escribir o leer que tengo las oportunidades para practicar a expresarme, y un dia, todavía me gustaría tener fluencia  en la lengua – aunque de veras, no sé cómo se sabe cuando uno tiene fluencia.)

La pregunta del dia: ¿Qué es la cosa más influyente que has hecho últimamente?

balancing act

Fácil. Este año, he regresado a la universidad. Pues, no exactamente a la universidad – no a donde me licencié en Educación Preescolar hace muchos años, pero a una universidad comunitaria, para estudiar Ciencias de Computadoras. Sí, yo sé – es una carrera muy lejos de enseñar a los preescolares. Pero la verdad es que yo era muy joven cuando elijé mi primera carrera, y lo único que supe hacer fue trabajar con los niños pequeños. Ahora, soy más vieja y madura (pues, espero que sí, jaja), y pienso que ahora llega el tiempo para hacer algo nuevo (y algo que tiene más oportunidades para ganar suficiente dinero para mis hijos y yo.)

adults returning to school

 

¿Y por qué a mí me parece algo influyente regresar a la universidad después de tantos años de criar niños, etc.? Ahh, es que mis hijos ya pueden ver el buen ejemplo de su madre. Me pueden ver levantarme cada mañana a tiempo, llevarlos a sus escuelas, ir a trabajo, ir a mi escuela, recogerlos de sus escuelas, cocinar la cena, limpiar la casa, hacer ejercicios, y luego, despues de todo eso, tambien hacer los deberes y estudiar. Mis hijos ven todo esto, y pienso que les inspira estar disciplinadas tambien. Y que les inspira pensar más en fijarse en sus propias metas. adult learning Kid watching parent on computer

Es un pensamiento que me da mucha motivación en esos días cuando no tengo ganas de levantarme tan temprano o seguir la rutina o hacer mis deberes. Es como sí estoy en un pedestal, y mis hijos me están mirando. No puedo permitirme flojear, o mis hijos podrían llegar a pensar que está bien si ellos tambien flojean. Tengo que tener éxito en mis estudios, para que ellos puedan creer que también pueden tener éxito en sus estudios. Además, tengo que hacer todo esto con una actitud positiva, para enseñar a mis hijos que es mejor hacer las tareas de la vida con una sonrisa, y sin queja, aún si no le gusta lo que hay que hacer.

Allí está – la cosa más influyente que últimamente he hecho, y que sigo haciendo; no para mí, pero para los que recurren  a mí por guiarlos en la vida, y que dependen de mí para ser su ejemplo y su inspiración. ¡Ojalá no les falle!

gotta be supermom

Hay que ser Supermom cuando eres una madre soltera con la custodia total de los niños.